top of page

Temporada de milagros




Poner categorías y acomodar en un locker mental todo aquello que va siendo en nuestras vidas con pequeñas etiquetas para poder identificarles es una de las maneras con las cuales nos vamos creando una versión de nosotros mismos que con el paso del tiempo encontramos que eso que somos no es más que la mera interpretación de nosotros mismos , es como si por cada hecho sucedido en nuestra vida , fuéramos poniendo en nosotros un delgado filtro de distorsión y a los 33 años al preguntarme ¿ Quién soy ? Resulta que la visión es borrosa.


Ultimamente siento que todo es mucho más ligero, sencillo, divertido e incluso gracioso pues cada que me encuentro preocupándome por algo, lo pongo en un pequeño punto mental y lo observo junto con todo lo que es lo que conocemos del Universo, pienso que cada situación a la que le he dado mi atención para hacerla enorme y angustiante ha sido solo porque así me enseñó el sistema, distraerme de lo realmente importante con pequeñas nimiedades porque de todos modos un día eso taaan angustiante simplemente se esfumó , se acabó, se fue, se terminó y la vida como siempre siguió.


Ahora, sé que si sostengo esto de alguna manera mi discurso suena a anular mis emociones o a minimizar el autentico dolor que he sentido en muchas ocasiones y considero que es importante decir que aquello que cada uno vivenciamos jamás debería estar sujeto a cuestionarse si es más o menos angustiante puesto que lo que para uno es una tormenta , para alguien más será un chiste , más bien se trata de saber que aquellas situaciones existen para conocer distintos vértices de nuestra existencia para luego soltar y seguir con el siguiente … lo cañón es que nos estacionamos en aquella tragedia y comenzamos con la distorsión de nuestra vida pues en vez vivirlo como un vértice de los infinitos que hay en nuestro ser, lo tomamos como punto nodal y todo comienza a girar en torno a aquello.


Siento que la vida trata de crear la habilidad de brincar de caos en caos o de amor en amor porque en lo que sea que me estacione más de la cuenta, estoy perdiendo mi presente y por lo tanto conocerme en nuevos vértices de mi.


Esta temporada me ha estado siendo muy compleja, me he encontrado llorando con añoranza durante mucho tiempo, he sentido que me hizo falta más tiempo con mi mamá y he tenido varios días estacionada en este vértice que me hace quedarme en la cama aunque la alarma suene 10 veces y cuando por fin me levanto, comienzo con un dolor en el pecho que me regaña y me aturde diciéndome que estoy desperdiciando mi tiempo, que no hay nada que hacer ni qué cambiar , que ella físicamente se fue y tendré que arreglármelas para calmar el ardor que se siente querer tomarla de la mano como siempre lo hacíamos y simplemente ya nunca más poder hacerlo.


Este ardor, este dolor, este coraje, estos días de lagrimas, de querer renunciar, de sentir ansiedad, de sentirme perdida, de sentirme triste , de extrañar muchísimo  a mi mamá, de escuchar su voz diciéndome que le eche ganas, que no me rinda, resulta que en sí mismo es un vértice que debo vivir y conocer quien soy sumergida en este espacio espeso.


Se trata de experimentarme en los lugares más áridos y también ahí encontrar la semilla de quien puedo ser al atravesar ese desierto o estancarme ahí sufriendo algo que nunca va a cambiar y perderme de todo lo que hay para mi a la vuelta de esa esquina.


Me he propuesto observar este estado de mi misma como un milagro , observar de mi toda la grandeza y perfección que hay en el bombeo de la sangre en mi corazón, la vibración tan alta de cada partícula de mi ser que forman la ilusión de este cuerpo físico , lo increíble que siento cada vez que sonrío, como se forma una lagrima o todas las lagrimas que salen de mi… resientemente enfermé del estómago y poder ver la magia que existe detrás del significado que le doy a que no he sabido como digerir todo esto y mi estómago me lo dijo a gritos … He decidido transitar estos días en completa admiración y sorpresa por cada una de las cosas que son y suceden a mi al rededor , elijo ver todo como un milagro , poner mi mirada hacia el universo en vez de clavar mi observación en el sufrimiento que me destruye porque de todas maneras no hay forma de cambiar absolutamente nada, esto es lo que es y si está siendo es porque tengo el regalo de conocerme a través de la experiencia más dolorosa que he vivido que es despedir a mi mamá de esta vida y no poder hacer absolutamente nada porque la fuerza de la vida es algo que escapa a nuestras manos y la única manera en la que he podido estar de pie es rindiendome a lo que es para poder dar el siguiente paso.


Hoy propongo una visión completamente contraria a la cotidiana… encontrar luz en todo lo que sucede , saber ver con exactitud el milagro que está frente a nosotros a cada instante, ver todo como una creación mágica , como algo fuera de serie , como encontrar una aguja en un pajar y agradecer la perfecta concatenación de hechos para que podamos ver esa mariposa que vuela frente a nosotros o la nube que se disipa al horizonte, la hoja que cae por donde caminamos, un beso, una lágrima, un te quiero , la hoja de lechuga en nuestro plato… todo es un milagro , vivo rodeada de milagros, mi vida es un milagro y vivir en esta parada me hace conectar de nuevo con decirle sí a mi vida.


Todo se está moviendo y soy amiga del cambio, ningún dolor es para siempre , ningún te quiero es para siempre , ninguna alegría es para siempre , los contratos se pueden romper, anular, cambiar porque nada es tan serio como pensamos , la única manera de ganar es ganando todos y este dolor ha hecho en mi alguien con la capacidad de disfrutar lo que es y decirle adiós cuando sea necesario con la misma sonrisa que cuando llegó a mi vida y sé que el cambio , soltar, que todo se mueva es terrible porque es incómodo pero así funciona y lo acepto o me estaciono en ese vértice para perderme de todos los demás que hay adelante para mi y que con toda seguridad llevaran su dosis de dulce y amargo.

25 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page